Anal Salvaje al Culo apretado de su Hermanastra que quiere ser Monja

0 views
|

La hermanastra es un manjar que siempre ha querido follar hace realidad su fantasía de darle Anal Salvaje a ese culo apretado.

La morena hermosa de su hermanastra no ha tenido suerte en el amor por eso quiere ser monja. El cachondo del hermanastro le propone un trato sexual. Si él la follaba y aun tenía ganas de entregarse a la vida religiosa podría hacerlo sin problema.

Lo que no sabe la hermanastra es que el chaval tiene un pollón. Y además le tiene ganas de romperle no solo el coño sino darle una cogida anal en ese culo apretado.

Esta preciosura será sometida a los deseos oscuros del hermanastro que desea reventarle todos los agujeros.

Anal Salvaje al Culo apretado de su Hermanastra que quiere ser Monja-1

El pene del cachondo le da Anal Salvaje mientras le jala los cabellos

Al hacerle sexo oral el pene desata sus máximas dimensiones. La boca dulce de la hermana es castigada fuerte.

La polla furiosa y llena de salvia espesa va por el culo. Recuesta a su hermana ella esta lista para recibir la cogida en su coño que tiene pelos semi rasurados. El tío apunta al culo cuando se lo asoma ella se resiste.

¡Te quedas tranquila puta!

¡Mi pija va por tu culo!

¡Ese culo será mío!

Le jala los cabellos. Los deseos sexuales oscuros se apoderan de su pene. Ella siente el dolor. La folla con demencia. El culo esta estrecho. Cada jalada de cabellos le introduce el pene por el culo.

Anal Salvaje al Culo apretado de su Hermanastra que quiere ser Monja-2

Que huecos tan abiertos y ricos. La Polla le parte el culo

La hermanastra se siente estafada. Le dolió el sexo anal, pero sintió placer. No puede negar que el chaval sabe coger. Para seguir follando a la puta la pone a cuatro patas. Desea mas morbo.

El culo le ha parecido rico. Separa con sus manos los huecos: el de la vagina y el ojete del culo. Al tenerlos tan abiertos penetra el ano sin quitar las manos. La hermanastra grita y se retuerce. Para seguir con la follada le masturba el clítoris y de perverso le llena el culo de leche hirviente.

¡Ya os podéis meter a monja!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *