Rubia Ninfómana de Vagina ardiente folla al abogado por un buen acuerdo de separación

0 views
|

La separación de las parejas es dolorosa, esta rubia ninfómana desesperada usa su vagina ardiente para lograr un buen divorcio.

El marido se quiere separar porque esta rubia puta es una zorra. Cuando el chaval no estaba en casa se cogía cualquier polla. Es un fuego ardiente de sexo.

Ella siempre le decía que su coño necesitaba un pene. En otras palabras, es una adicta al sexo. Por esta razón su marido la quiere dejar en la calle. No quiere continuar haciendo el papelito de cabrón.

El marido gilipollas esta tan cabreado con su mujer que le encarga el caso a su mejor amigo que es un abogo experto en divorcios.

Rubia-Ninfómana-de-Vagina-ardiente-folla-al-abogado-por-un-buen-acuerdo-de-separación-1

La Rubia Ninfómana hace sexo oral de forma enferma

Desde que recibe al abogado hay un ambiente de sexo insinuador. Se pone ropas transparentes y su figura es esbelta.

La rubia no quiere hablar mucho. Se aproxima al abogado mete mano a su pantalón. Agarra la polla, sus manos delicadas dan un pajazo suave. Saca el pollón. Se lo pone en los labios. Lo sopla. Le da una mordida traviesa. Y la chupa desde la base hasta la cabeza. El tío le jala la cabellera para dirigirla en la mamada.

El pene grueso toma la forma de una vara encendida. Ella trata de dominar la polla con su boca húmeda. La saborea con locura. Entre chupada y chupada la mete dentro de sus cachetes. Con maliciosa intención lo saca para ponerlo en sus tetas grandes.

La zorra hace de todo con su boca para convencer al chaval.

Rubia Ninfómana de Vagina ardiente folla al abogado por un buen acuerdo de separación-2

La perra se moja el coño cuando la cogen en misionero y le abren bien las piernas

Ella se monta como una perra. Sus caderas son una batidora. Para darle fuerza a sus movimientos de nalgas sube las piernas por completo en los muslos del abogado. Lo está follando como loca.

Se tira en el sofá para que la coja duro en misionero. Esta posición le permite observar toda la penetración. Es una enferma. Le indica al gilipollas que se afinque en sus muslos abiertos para que su coño se abra y que le dé duro.

El deseo y las penetraciones intensas llevan al abogado a correrse. Esta chica guarra seguro consigue un buen trato.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *